En el taxi

Es temprano, y sales corriendo de tu casa, como siempre… Tienes una reunión a primera hora a la que no puedes llegar tarde.

Decides bajando en el ascensor, que nada de coche en hora punta, mejor un taxi y no lo piensas más…
En cuanto cierras la puerta te encuentras con el rostro del profesional en el espejo retrovisor, decides «no juzgar» pero ¡madre mía!, qué careto… «Amargadito de la vida», comienza el viaje…

Tantas prisas, que has olvidado preguntar si el pago de la carrera se puede hacer con tarjeta, y en este momento, a mitad de camino, la pregunta llega como ataque personal de larga preparación emocional… eso sí, con una gran sonrisa que quedaría congelada segundos después con los gruñidos del taxista.Y el remate se dio, cuando al intentar calmarle lo único que se le ocurre es frenar en seco su flamante coche e invitarte a salir de forma inmediata.

Y te quedas allí, con la cara cruzada y sin reaccionar unos segundos, después arrancas a caminar en dirección a tu trabajo, sin saber bien qué hacer con esta pelota de emociones que te han lanzado y que tienes que gestionar antes de llegar.

Y comienzas a valorar lo sucedido, claro que te puedes cabrear, e incluso entrar en el círculo de insultos proferidos por el personaje en cuestión, pero lo que está claro es que puedes elegir…

En este mismo momento, estás definiendo el resto del día, te puedes quedar con este incidente moviéndose una y otra vez en tu cabeza, dando saltos a diferentes emociones, dejando que ocupe un gran espacio dentro de ti… O sencillamente, puede ser un momento acontecido del que algo tengas que aprender, aunque solo sea a superarlo y perdonarlo.

Quien sabe lo que le ocurría a este ser humano, quizás no le gusta su vida, su trabajo, tenga graves problemas, o simplemente tenga un mal día, aun así, no permites que su «malestar» entorpezca tu día, puedes elegir manejar este momento con comprensión y reírte abiertamente de la situación sin más… Reírse de uno mismo la verdad, es muy sano, te da otra visión de la realidad y sobre todo alegría, con la que llegas a tu reunión, contenta, con ganas de disfrutar de este día que eliges sea constructivo para ti… y te sientes bien!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s