Sentimientos encontrados

Ahora toca veranito y un poco de diversión, estoy saliendo con un chico, un poco complicado la verdad, personalidad arrolladora pero a la vez muy inseguro en el tema emocional, quizás necesite tiempo para acostumbrarse a los sentimientos. De momento yo creo que le gusto mucho y ya está.

Quedamos con el grupo de mi novio, una fiesta especial en la que una de las chicas viene acompañada de su hermano mayor, que se ha quedado descolgado y le apetece salir, así que se apunta al evento sin más. A mí me lo presentan y la primera impresión es de un chico normal, eso sí, parece más maduro que el resto de la panda, por lo menos eso transmite en su rostro, reflexivo y sereno.

Mientras tanto, “mi novio”, que parece el relaciones públicas de la fiesta, me deja sola, cosa bastante habitual cuando estamos con más gente, y en esta situación, con un nudo en la garganta y sin saber muy bien qué hacer, el otro aprovecha la movida y se acerca para charlar, en principio cosas banales, pero a medida que avanza la conversación nos damos cuenta de lo mucho que tenemos en común, y cogiendo confianza, en un momento dado, me suelta: ¿Pero tú que haces saliendo con este idiota? y la verdad es que tenía toda la razón, aunque yo no lo quería ver.

La cosa iba avanzando, y pasado un rato, con los demás muy cerca, va el tío, se acerca y me mete un papel en el bolsillo del vaquero, y claro, ¡imagínate mi cara!. Como puedo me voy al baño temblando del susto, ya que me daba mucho miedo que alguien le hubiera visto y se chivara, me siento como si hubiera sido infiel, aunque realmente yo no había hecho nada.

Me ha escrito una poesía preciosa y además me cita al día siguiente por la mañana, para dar un paseo en su flamante moto, vernos a solas y conocernos un poco más…

¡Menudo planazo!, este sí que tiene claro lo que quiere y va a por ello. Pero tanto descaro me asusta, además está mi situación con el otro. Me siento comprometida y no aparezco. Decido pensar que no pasa nada, que ahí se queda la historia y seguramente ya no le volveré a ver y yo sigo con mi vida tan normal.

Me voy de fiesta, ya que habíamos quedamos de nuevo todo el grupo, pero me siento bastante nerviosa, mi intuición me va avisando de que algo raro puede pasar. Al llegar al lugar, veo la moto aparcada y estuve a un tris de darme la vuelta, pero finalmente decidí seguir y entrar.

Caras raras, la energía que había se podía cortar, me temo lo peor, pero lo que no puedo ni imaginarme es que este nuevo chico se lo había contado todo a su hermana, dejando claro que iba a saco a por mí, pasara lo que pasara, y ella se lo contó a mi novio, y el resto es otra historia….

Finalmente elijo a mi supuesto novio, aunque realmente sé que estoy cometiendo un grave error, pues ya le conozco lo suficiente como para saber que a su lado solo tendré sufrimiento, ¿porqué lo hago?, algo dentro de mí me dice que el otro se merecía una oportunidad, pero esta vez me ha faltado valor para tomar decisiones, para dejarme llevar, y me he quedado en mi zona de confort, así que acepto mi parte de responsabilidad y asumo lo que venga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s