Visita al ginecólogo

Toca revisión con el ginecólogo, la verdad es que yo para estas cosas sí que soy bastante estricta, tomo una rutina y la cumplo a rajatabla.esta vez, me acompaña mi pareja, que se quiere enterar de que todo esté normal.

Siempre me pongo un poco tensa, pues no es nada agradable la situación, empezando por la espera en la sala contigua a la consulta, que normalmente es un buen rato, y la gente se pone de los nervios.

Así que, como no me puedo concentrar en nada, pues aprovecho para observar al resto de mujeres que al igual que yo, seguro que no lo pasan muy bien, aunque se trate de la típica revisión anual. Unas veces veo miedo, se palpa, sobretodo antes de entrar, otras mucha alegría, todo está bien, bueno, pues un problema menos…

Se nota que todas intentan evadirse, bien hablando por teléfono con quien sea, tratando de leer algo, para despistarse, y alguna que va con su pareja, le coge fuerte de la mano buscando seguridad.

Acaban de llamarme, y por supuesto, entramos los dos. Nos sentamos con mi médico, al que tengo tanto aprecio, y después de las pertinentes preguntas anuales, me pasa la enfermera a otra sala donde me va a reconocer, y me quedo allí quieta, y colocada, esperando.

Después de un ratito entran los dos, mi médico y mi chico, que estaban metidos en su conversación, hablando que si de la economía del país, que si de la empresa,etc. y a todo esto, el uno revisándome, el otro con su charla, y yo, ¡ alucinada por tanta atención hacia mí !, creo que ni siquiera se están dando cuenta de que estoy aquí, debajo de esta sábana blanca.

En fin, todo un momentazo, estas situaciones raras en las que es mejor reír que llorar. Y eso que son un pedazo de tíos los dos, buenos hasta la médula, pero a veces se despistan un poco con sus cosas, ya sabes…

De pronto me miran los dos y al par me dicen: ¿Qué tal?, y yo pienso: !para matarlos¡ menos mal que parece que está todo bien, incluso los resultados, y salgo reconfortada, nos despedimos, y ya saliendo veo claro, que realmente ellos no viven esta situación como nosotras, por eso no tienen el mismo grado de sensibilidad, para nosotras no se trata de una parte más de nuestro cuerpo, se trata de mucho más, pues nos define como mujeres y esto a mi me hace sentir especial.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s