Qué fuerte lo del gimnasio

Hace tiempo que decidí ser constante con el gimnasio, cuidarme y sentirme un poco mejor, que ayuda bastante para todo lo demás. Dado que soy bastante inquieta, he ido probando a lo largo de los años diferentes técnicas, profundizando en cada una de ellas el tiempo suficiente como para poder ver resultados, y así constatar su efectividad.

Está claro que me gusta investigar, así que sigo probando y practicando, y mediante la observación, voy viendo qué me sienta mejor a mí.

Recuerdo que cuando empecé a ejercitarme, no tenía ni idea, y tuve que empezar de cero, me resultó bastante duro, por cierto, pero el no perder las ganas ni la ilusión, es lo que me ha empujado a seguir en mi empeño, y actualmente estoy muy contenta. “Solo con paciencia y mucho cariño, se consiguen las cosas importantes”.

Actualmente estoy tratando de desarrollar esa sensibilidad especial con el cuerpo, sentirlo profundamente, incluso haciendo otras tareas, y por supuesto también cuando hago ejercicio, es fundamental. El ponerle consciencia a cada músculo, dándole así vida, y acompañando con una respiración adecuada, me ayuda a no agotarme, a disfrutar del trabajo en sí mismo, aportando un potencial extraordinario a cada movimiento.

Todavía hay mucho personal entrenando como si fuera un robot, repitiendo cada movimiento como pura rutina, sin ni siquiera plantearse lo qué están haciendo y sobretodo, lo que está sintiendo. Está claro que yo tengo suerte, y he dado con buenos entrenadores de los que aprendo mucho. Aunque realmente se aprende de todos, cada uno te aporta algo diferente, su estilo.

Actualmente he llegado a un punto, en el cual, este tiempo que me dedico, me lo planteo realmente como una meditación muy especial, para estar conmigo, para sentirme, creando un espacio para mí, ¡muy reconfortante!. Así, el esfuerzo no es tan duro, y además me divierto.

Si, es verdad que a veces hay distracciones, pues de repente salgo de mi mundo y veo a mi lado a un tío impresionante, de estos que te quitan el hipo, así que, por qué no, descanso un ratito y miro de reojo, ¡porque si me pilla, me muero!

Por cierto, también hay mucha mujer interesante muy concentrada en lo que hace, al igual que yo, y esto me gusta, porque significa que cada vez más, buscamos encuentros con nosotras mismas, incluso algunas veo que van acompañadas de una amiga, reforzándose en la práctica y así evitando la desgana, en la que a veces se sucumbe. Un apoyo nunca está mal si lo necesitamos para mejorar.

Cualquier actividad puede llegar a ser un rollo, y como tal, la abandonamos rápidamente, pero también está la opción de tratar de disfrutar de ella, sacarle el mayor jugo posible a ese momento particular y darnos la oportunidad de crecer con cada cosa que elegimos hacer. Puede ser apasionante.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s