Una cita especial

Después de una semana muy complicada, de grandes decisiones, nervios, y demás, llega mi día favorito, el viernes.

No sólo es porque acaba la semana, sino porque también es el día en que mi pareja y yo nos dejamos la agenda vacía, para dedicarnos la tarde-noche para nosotros, sin nadie más, y así compartimos un día especial.

Necesitamos ese tiempo para estar tranquilos, lejos del ajetreo cotidiano, que no nos permite disfrutar tanto como queremos de estar juntos, y todo lo demás.

Tratamos de hacer algo divertido, como en la primera cita, no hablar de trabajo, de ningún problema, ni sacar ningún tema escabroso que pueda sacarnos de nuestro momento de felicidad. Compartir este rato, es nuestro objetivo, y vamos variando cada semana de actividad.

Nos seguimos sorprendiendo de cuanto nos gusta tener esta intimidad, reírnos de nuestras cosas, cogernos de la mano, o quizás buscar un restaurante coqueto donde cenar. Lo importante es la ilusión que nos genera el crear este espacio tan nuestro, donde no cabe nadie más.

Quizás este es el truco, agasajarnos con lo mejor que podemos ofrecernos: “Nosotros mismos”, completando así nuestra historia de amor, tomando pequeños sorbos de ilusión y bienestar. Creando buenos recuerdos, difíciles de olvidar.

Y el morbo que no falte, manteniendo siempre vivo el fuego, para que no se apague, cuidando mucho este tema con mimos y grandes detalles. Sabemos lo que nos gusta, nos conocemos muy bien, y una sola mirada nos hace imaginar como queremos terminar la noche, para nosotros tan especial.

Nos entristece pensar que se nos escapan los años entre los dedos, como arena, y que no sabemos cuanto tiempo más nos queda, pues el destino es caprichoso, y por eso, solo pedimos acabar nuestras vidas juntos. ¿Pero quién sabe?, por eso tratamos de disfrutar al máximo de los momentos que compartimos, porque somos conscientes de que son únicos.

El amor nos nutre, nos mejora, pero nos cuesta tanto abrir nuestro corazón, que al final, si no somos capaces de liberar el miedo que nos atenaza, nos perdemos lo más importante, el darnos a nosotros mismos esa oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s