Hermanas muy distintas

Por educación pensamos que la familia lo es todo, y que tenemos que estar disponibles para ellos de forma incondicional, toda nuestra vida. Pero a veces las cosas no vienen fáciles, y las circunstancias nos llevan a actuar de otra manera.

Yo soy la mayor, y desde el mismo momento en que nació mi hermana, me he tenido que hacer cargo de ella de alguna manera. Mis padres trabajando, y aunque yo no era mucho mayor que ella, muchos ratos libres me tocaba cuidarla. Cosa que me fastidiaba bastante, por cierto, sobretodo cuando había quedado con mis amigas, y me la tenía que llevar conmigo. Pero siempre la he tratado con mucho amor, defendiéndola y protegiéndola de todo y de todos, ¡a muerte!. Mimándola demasiado.

Lo malo de ser la hermana mayor, es que normalmente te toca hacer cosas que a los demás no, y asumes más responsabilidades de las que te corresponden. Por lo menos esa ha sido mi experiencia. Luego he ido arrastrando a lo largo del tiempo, sin darme cuenta, un enorme peso que llevaba a mis espaldas y que no me correspondía, no era mío. Ocupándome de ella en demasía.

Crecimos, pero yo seguí encargándome de resolverle cualquier problema y siempre acababa acudiendo a mí, de alguna manera. Me ha utilizado vilmente para encasquetarme todos sus líos, y cuando todo le iba bien, de repente, desaparecía. Hacía su vida de forma independiente, sin tener en cuenta los consejos de los demás.

Ya desde muy pequeñas se notaba lo diferentes que éramos, yo muy extrovertida y abierta, y ella todo lo contrario. Nunca ha sido transparente en ningún sentido, siempre ocultándolo todo. Nunca sabía nada de su vida. Realmente no era por cotillear, pero entre hermanas es normal contarse cosas, o por lo menos querer saber que tal  le van las cosas a la otra, e interesarse en como está. La respuesta en su caso, cuando intentaba profundizar un poco, era siempre la misma, ¡déjame en paz!.

Mi madre me preguntaba cosas sobre ella, ya que a veces se preocupaba bastante, pues la veía rara e indiferente. Pero era un caso imposible, siempre contestaba con evasivas, no se abría con nadie, ni siquiera conmigo. Con el tiempo incluso esta cualidad suya, fue empeorando, cada vez más encerrada en sí misma, cada vez más fría y distante.

Eso sí, cuando se metía en un lío, cosa bastante habitual en ella a lo largo de los años, entonces sí movilizaba a toda la familia, y más a mí, que nunca me libraba de su acoso y derribo para este tipo de circunstancias.

Hasta que un día me canse de seguir soñando que cambiaría, que sería distinta conmigo y con todo su entorno. Que se daría cuenta de su enorme egoísmo. Comprendí después de pensar durante mucho tiempo en este tema. Que ella era como quería ser, así de sencillo. Por tanto, tenía que aceptarla tal cual.  Pero eso sí, aprendí a decir “No” a sus peticiones de ayuda, porque durante muchos años la tuve muy mal acostumbrada.

Como es normal, no le gustó esta determinación, y se enfadó mucho conmigo la primera vez que me puse en mi sitio, sin darse cuenta que de esta forma es como más podía ayudarla. Para que de una vez se responsabilizara de sus actos y de sus decisiones.

Ahora tiene esa oportunidad de madurar, de hacerse mayor de una vez. Todavía le cuesta asumir esta nueva forma de relacionarnos, y algunas veces intenta de nuevo probarme. Pero yo no caigo ya. Estoy escarmentada, y ya no hay vuelta atrás. Espero que algún día se dé cuenta de lo mucho que la quiero, y de que siempre me tendrá ahí, para lo que necesite, pero de otra manera.

Es muy complejo cambiar cuando hay un hábito tan arraigado de comportamiento, con programaciones antiguas que nos cuesta mucho soltar, y con las que sin darnos cuenta nos aferramos al rol de siempre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s