Un valor fundamental

Estoy de viaje, y aprovecho el trayecto en el tren de alta velocidad para ponerme al día en un tema que tengo entre manos. Mero papeleo, que por cierto, aborrezco. No me gusta nada encargarme de esas cosas, pero como a la mayoría de los mortales, no me queda otro remedio que hacerlo. Así que, cuanto antes mejor, que los malos tragos hay que pasarlos rápido…

Voy sola, así que observo que llegan a última hora, justo antes de la salida, cuatro mujeres que dan la impresión de viajar juntas, y ocupan los asientos contiguos a mí. Son de mediana edad, y parecen estar llenas de vida.

Empiezan a hablar nada más sentarse, y así continúan durante todo el trayecto hasta llegar a su destino, una ciudad preciosa donde yo voy a trabajar bastante a menudo.

No puedo evitar oir su charla, que empieza a parecerme interesante. El tono es alto, creo que se debe a una desbordante emoción por estar juntas, que las une en este momento. Ni siquiera les importa que los demás nos enteremos de la conversación. Así que lo dejo todo, ya que es imposible hacer nada con semejante barullo, y disfruto de la función.

Me parece estar viendo una obra de teatro, cuyo guión son las cosas a las que se refieren, sus comentarios. Dos son hermanas, y las otras dos, amigas de ambas. Forman un cuarteto peculiar, parece ser que falta una quinta mujer, que no ha podido estar en esta ocasión en el evento debido a un compromiso personal.

Son amigas desde niñas, pues se conocieron en el colegio donde estudiaban. Así emprendieron un largo camino juntas, todos sus estudios, su adolescencia, los primeros novios, deporte, y un sinfín de vivencias que las han unido a lo largo de los años en una gran relación. Y lo más bonito es que siguen queriéndose mucho, tanto, que el objetivo de este viaje es pasar unos días juntas, disfrutar de una ciudad distinta, ir de compras, ver arte, y comer en sitios nuevos y apetecibles. En resumen, disfrutar de sí mismas y divertirse.

Rápidamente intuyo el rol de cada una. Adquirido por su personalidad en los comienzos de la relación, una de las hermanas, la que parece mayor, es la más seria, la que carga con más responsabilidad. Un poco, la líder del grupo, a la que las demás respetan y piden opinión. La otra hermana sigue siendo bastante vulnerable, más sencilla de pensamiento y de formas, pero más divertida y espontánea.

La tercera en cuestión es la guapa del grupo, impecable, con todo lo que hay que tener para llamar realmente la atención. Parece ser que su madre era igual, muy bella, y así la recuerdan las demás cuando le tocaba ir a ella a buscarlas al colegio siendo pequeñas, pues parece ser que se turnaban las mamás ya que las niñas eran inseparables.

La cuarta es la dicharachera, la que más habla. Es su manera de llamar la atención, y tapar así sus complejos, su timidez escondida, que no la ha dejado crecer en ciertos aspectos. Pero quizás sea la que actúa siempre de intermediaria ante cualquier conflicto.

En algún momento formaron sus propias familias, todas con marido e hijos, pero aún así, siguieron siendo amigas. Claro que tenían menos tiempo para estar juntas, pero encontraron la forma de hacerlo, de quedar de vez en cuando, demostrándose así, ese cariño tan grande que sentían las unas por las otras.

Creo que de alguna manera, cuando están juntas, vuelven a ser niñas de nuevo. Viven esos recuerdos mágicos guardados en su corazón que las devuelve a otra realidad, la que vivieron en el pasado, donde fueron muy felices.

Me maravilla ver esa unión tan especial que tienen, una complicidad exquisita que comparten sin pretenderlo. Se mueve en el aire, incluso se puede respirar. Están tan metidas en su propia historia que ni siquiera recuerdan el lugar donde están. Centradas en ellas, disfrutando de su mera compañía.

Alguien dijo una vez que los amigos son la familia que elegimos aquí en la tierra. Y puede ser que esto sea real. Pues la amistad puede mover sentimientos tan profundos como cualquier otro tipo de relación. Incluso a veces compartimos más momentos importantes de nuestra vida con un amigo, que con personas de nuestra misma sangre. 

A mí me gusta pensar, que la vida es un camino, en el que cada uno tiene el suyo, con sus tiempos, algunas dificultades y demás aprendizajes. Hay tramos en los que determinadas personas nos acompañan, y luego se van. Sin embargo, hay otros seres que siempre estarán en él, apoyándonos de forma incondicional.

No hay normas al respecto. Lo normal es que la familia tradicional, también esté con nosotros, pero puede no ser así, y sentirnos queridos de verdad por amigos llegados en algún punto de  nuestra vida, que deciden quedarse en ella de forma perpetua.

Son los corazones los que eligen estas relaciones tan profundas, que no pueden ser medidas en base a nada material. Simplemente es verdadero lo que sentimos por un “amigo”, ese que nunca te falla, que te perdona casi todo, y te conoce mejor que nadie, pero  que aún así, te sigue queriendo sin poder evitarlo.

Fin del trayecto. Se levantan las cuatro alborotadas, llenas de emoción sacan la dirección del hotel en el que van a pernoctar estos días, imagino que para dársela a algún taxista.

Las veo alejarse por las escaleras mecánicas, y siento un escalofrío. Me parece emocionante estar viviendo esta historia. Puede parecer simple, pero cuando los sentimientos son tan fuertes, me arrastran a vivirlos como si fueran propios. ¡Me siento identificada!, porque para mí, toda mi vida, la amistad ha tenido un valor fundamental.

Anuncios

6 thoughts on “Un valor fundamental

  1. Me ha encantado. ..supongo que yo seria la cuarta…
    Me ha encantado porque en este aspecto al menos soy como tu (a quien acabo de conocer gracias a la magia de esta blogosfera nuestra)
    Disfruto observando a la gente. Yo contigo habria vivido ese viaje de tren “teatralizado” al maximo. De lo que vemos y vivimos…aprendemos. Un abrazo y encantada de leerte

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s