Un único latido

Las prisas envenenan la alegría de nuestro día,
yacen escondidos los sentimientos a los que no atendemos,
permanecemos inmersos en la rutina que nos envuelve,
sin ver la realidad de nuestra vida tal y como viene.

Nos espantan los actos inhumanos que vemos de lejos,
pero nos abandonamos al río que nos lleva al olvido,
hace falta mucho valor para darlo todo y comprometerse,
para entregarse totalmente al mundo, sin restricciones.

Se ha perdido la ilusión del niño que cobijamos,
desde siempre, dentro de nosotros, sin saberlo,
hemos salido de la esfera protegida por el miedo,
y andamos perdidos en tanta excelencia sumergida.

Un único latido necesita la tierra que nos una a todos,
un único corazón que nos guíe y nos haga conectarnos,
uniendo ese punto que todos tenemos en común,
aunque a veces lo hayamos hundido en el fango.

Luces encendidas en todos los rincones perdidos,
aclamando el amor que todos necesitamos,
caminando en el mismo sentido, sin contradicciones,
apoyándonos cuando más lo necesitamos.

La oscuridad no tendría sentido en este nuevo mundo,
la transparencia maquillaría nuestros doloridos rostros,
una bondad infinita templaría todas las raíces,
y al final viviríamos felices en la compasión.

Anuncios

5 thoughts on “Un único latido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s