Una verdad incómoda

En la sociedad actual donde impera todo tipo de información y opiniones de manera fácil y sencilla, parece que luchamos por tener la razón en el bando que hayamos elegido, sin tener en cuenta que a los demás les ocurre lo mismo, y no son ni más listos ni más tontos que nosotros, simplemente piensan de otra manera.

Realmente es interesante estar bien informados, pero también creo que nunca hay que darle absoluta credibilidad a ninguna información que leamos, sea del tipo que sea. Desde mi experiencia, pienso que todos debemos investigar siempre sobre lo que leemos, encontrar nuestra propia verdad, saber diferenciar lo que resuena dentro de nosotros y lo que nos muestran como reflejo de una mentira oculta. Parece que todo lo dicho por alguien, y más si este alguien es famoso o reconocido, tiene más valor que nuestro propio criterio, pero puede que no sea así. No nos dejemos engañar.

De lo que hablo es de que no le cedamos nuestro verdadero poder a nadie, de que seamos fieles a nosotros mismos, a nuestras propias creencias, pase lo que pase. Actualmente las cosas a nivel mundial, están muy confusas, y como es normal, en general estamos bastante desconcertados. Desde luego no resulta nada fácil distinguir la verdad de la mentira en un escenario lleno de actores que nos venden su buen hacer, defendiendo su verdad como única.

Quizás debemos mirar un poco más allá, tratar de leer entre líneas, porque puede que no haya verdades ni mentiras absolutas en esta lucha por el poder que continuamente nos arrastra a una enorme incertidumbre a  todos los ciudadanos.

Puede ser, que al igual que otras sociedades antiguas necesitemos vivir estas etapas tan duras para llegar a otro lado, a un cambio básico de mentalidad individual y colectiva, donde las cosas realmente importantes sean prioritarias para todos, sin perdernos en tonterías tales como el protagonismo de algunos y el ego de otros.

Me parece muy triste que haya tantas personas sufriendo todo tipo de calamidades, que los jóvenes, faltos de ilusión por el mundo que están heredando, se sientan impotentes para hacer algo al respecto, entrando en una enorme confusión de un futuro muy incierto.

Que los más débiles paguen las consecuencias de las decisiones mal tomadas por los que se llaman a si mismos políticos, la mayoría de los cuales se han movido por intereses personales, sin pensar en nadie más que en ellos mismos. Provocando consecuencias horribles, que los ciudadanos pierdan lo más valioso que tienen, su autoestima, su dignidad como personas, y la ilusión por vivir.

No podemos refugiarnos en nuestras vidas como que no pasa nada, es imposible esconderse y no querer ver en que se está convirtiendo la sociedad actual. En alguna medida, todos somos partícipes y consentidores de lo que ocurre, puesto que pertenecemos a esta misma sociedad, y por tanto tenemos una parte de responsabilidad al respecto.

Puede que no sepamos realmente qué hacer, o simplemente que no tengamos el valor para enfrentarnos a lo que ocurre, por lo menos en situaciones en las que podamos hacerlo dentro de nuestro ámbito. Personalmente puedo apreciar en mi entorno que en general la gente está bastante pasiva. Todo el mundo se queja bastante, pero a la hora de actuar no mueven un dedo por nada ni por nadie. Incluso cuando la acción beneficiase algo sus vidas.

Alguien dijo una vez: “Tal y como eres en las cosas pequeñas así lo serás en las cosas grandes”, algo con lo que yo estoy totalmente de acuerdo, es en los pequeños detalles donde conoces de verdad a las personas. Queramos o no, vamos dejando un rastro en todo lo que hacemos, como nos comportamos cuando creemos que nadie nos mira.

Si la coherencia está en nuestra vida, en cada cosa que hacemos en el día a día, también la tendremos en las grandes decisiones, para nosotros y para los demás.

La pose que mostramos a los demás sin ningún tipo de recato, trata de ocultar todo aquello que no nos gusta de nosotros mismos, solo queremos enseñar a los demás la partes de nosotros que nos gustan, las demás permanecen escondidas detrás de grandes corazas, que al final nos impiden ser felices, pues, ¿como puedes ser verdaderamente feliz si estás incompleto?.

Anuncios

10 thoughts on “Una verdad incómoda

  1. Siempre he sido una persona que ha defendido la necesidad de información para poder no solo hablar y obrar con conocimiento de causa, sino para desarrollarse como ser humano. Por mucho que esa información pueda ser dolorosa o incluso perjudicial. Lo cual ha de complementarse con la capacidad de escuchar, meditar, opinar y aceptar dentro de unos parámetros que sean considerados aceptables por una/o misma/o.
    En cuanto al resto de tu post, coincido: tampoco soy de los que se quejan. Prefiero actuar (con información, como decía antes) y no solo de boquilla, sino en diferentes actividades de mi vida, ante una serie de injusticias que veo en el mundo que nos ha tocado vivir. La apatía, nunca.
    Eso sí: TENGO RAZÓN Y PUNTO (es broma, es broma 😀 )

    Le gusta a 1 persona

    1. Me alegro mucho de que ya estés en la onda de consciencia, aunque también te digo que desde mi experiencia las capacidades de las que hablas cuesta mucho tiempo y esfuerzo conseguirlas.Seguramente todos estamos de alguna manera en el camino, pero cada uno hace lo que puede, dentro de su propio proceso.
      Muchas gracias por hacerme reír, es el tipo de humor que realmente me hace gracias.
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  2. Admiro tu reflexión tan bien armada, tan bien argumentada. Coincido en todo. Siempre me ha llamado la atención que la gente sienta desidia o pereza incluso para su propio placer… Vivir la vida en plenitud implica trabajo personal y social. Por no hablar del crecimiento interno, del crecimiento espiritual. Creo que el esfuerzo personal influye en el entorno. Sutilmente, el testimonio personal cala… Felicidades por el tuyo.

    Le gusta a 1 persona

  3. NO sé amiga…ES TAN complicado y sencillo a la vez. Quizás yo por eso desde hace ya muchos años….procuro poner tanta pasión en hacer bien y acorde lo pequeño como lo grande y visible….Un fuerte abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s