Sendas de vida

A veces nos toca rumiar el dolor,
impávidos ante la tristeza única,
que requiebra nuestro corazón.

Delirios del destino cruel,
que nos muestra otra vertiente,
llena de obstáculos ocultos.

Se quema la ilusión creada,
aplastando así todo resquicio,
de esperanza absurda, muerta ya.

No se puede escapar del agujero,
donde todo es oscuro y frío,
toca vivir este terrible encuentro.

Hasta que surge una nueva luz,
muy pequeña, casi diminuta,
pero con una fuerza extrema.

La fe nos arrastra de nuevo,
a buscar una salida oportuna,
a la que agarrarnos con ahínco.

Y volvemos a empezar otra vez,
imparables, incansables en el camino,
buscando sin cesar el sentido.

Anuncios

13 thoughts on “Sendas de vida

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s