Fluir sin más

Te aferras con fuerza a las raíces,
de los árboles cercanos a la orilla,
pero aún así el agua te empuja,
al curso del gran río de la vida.

No tienes fuerzas para soñar,
pero te sigues resistiendo a soltar,
aquello que te sujeta al pasado,
a lo conocido, sin ver nada más.

El control te parece más seguro,
aunque no te gusta tu realidad,
el miedo atenaza tus músculos,
de nuevo te aferras, aún a tu pesar.

Una voz en tu interior te habla,
¡Suéltate, déjate llevar, confía!,
pero ni siquiera la puedes escuchar,
sólo quieres vivir tranquilo, seguro.

Y sigues luchando en el agua,
sin correr riesgos innecesarios,
siendo sensato hasta la médula,
tal y como otros te han enseñado.

Hasta que un día, agotado y rendido,
te abandonas a tu destino perdido,
sueltas sin más tu viejo mundo,
por fin enfrentas lo desconocido.

A medida que avanzas te sorprendes,
la aventura te sostiene con placer,
tu corazón más vivo que nunca,
lo has hallado al fin, es tu renacer.

13 comentarios sobre “Fluir sin más

  1. En otras palabras.
    Aprender a vivir y a surfear las olas o las corrientes. Algunas veces dejarse llevar y otras nadar en contra según las circunstancias.
    Me gusta. Me llega.
    Un abrazote mi niña.
    Que gusto leerte.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s