Mi corazón rendido

Sufría por la forma de amarte,
entregada sólo a tus condiciones,
abandonando mi alma siempre,
en un enorme y perdido rincón.

Nunca supe racionar mi amor,
ni ver mis virtuosas necesidades,
sólo podía mirar tu bello rostro,
sin apreciar mis fatuas debilidades.

¿Quién dijo que el amor es egoísta?
aunque a veces es lo que prevalece,
aquellos que no aman demasiado,
pero cumplen sus sueños ardientes.

Escondida tras el velo de la tristeza,
agazapada en la gran trampa mental,
perdida en la frustración constante,
vacía siempre, sin entregarme nada.

Tan duro es no querer dar amor,
como dar en demasía, constantemente,
el equilibrio se impone en la fuerza,
que rige el universo de forma natural.

Nunca te pedí nada hasta ahora,
que vivo borracha por mi gran dolor,
viendo con claridad el tiempo perdido,
rendido mi corazón a la gran lección.

Ya no puedo fingir mis sentimientos,
mi espejo me sacude con violencia,
cuando no puedes alcanzar mi alma
la soledad me conmueve sobremanera.

Anuncios

14 thoughts on “Mi corazón rendido

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s