Los actos nos definen

Es fácil el discurso que soltamos para agradar a los que nos escuchan o nos leen. Sin darnos cuenta tratamos de adaptarnos al medio en el que vivimos, sin sentir realmente la posibilidad de poner coherencia entre nuestras palabras y nuestros actos.

Con los medios actuales de comunicación existentes, el compromiso y la responsabilidad de la información que se envía, deja bastante que desear, y es por ello, que el impacto de quien lo recibe es demasiado suave como para remover emociones.

Simplemente son palabras y más palabras huecas, incluso de sentido común, que sólo sirven para rellenar tiempo en la vida de aquellos que las usan o las reciben, para no enredarse en más profundidad de la que pueden soportar.

Es triste la superficialidad con la que algunos se distraen de lo esencial, de la apuesta que hacen por vivir separados de lo realmente importante. Empezando por la huida estrepitosa de sí mismos, sin más preámbulos que la irrealidad en la que nadan, intentando llegar a algún lugar para ser felices.

La comodidad no deja espacio al esfuerzo de interesarse por quién son en realidad, y aunque la pregunta interesante sería: ¿Qué puedo yo aportar al mundo?, sólo algunos se atreven a pasar este umbral, pues hay una gran mayoría, que cuando intentan investigar al respecto, y rápidamente detectan que como auto-conocerse requiere esfuerzo, es decir trabajo extra en el día a día, reculan espantados hacia el círculo conocido en el que siempre han estado. Y duchos de razón se justifican diciendo: “Más vale lo malo conocido…”

Cuantas veces hemos escuchado a alguien contando sus cosas, y conociéndole, nos quedamos atónitos tratando de encontrar algún sentido a lo que dice, pues en ningún momento es fiel a su verdad. Una cosa es lo que cuenta y otra lo que hace.

Los actos nos definen claramente. Y con ellos no podemos mentir. Podemos tratar de convencer con grandes argumentos a los demás, pero un sólo acto dirá quien somos en realidad.

Por todo ello, si ponemos el corazón en lo que hacemos, sea lo que sea, se notará, y los demás lo sentirán así. Y sin esfuerzo llegaremos a crear esa sintonía especial con nuestro entorno, la que nos hace verdaderamente especiales e inolvidables.

Es una elección, pero creo que merece la pena intentar ser nosotros mismos, ser coherentes y actuar en consecuencia. La mejor parte de hacerlo así, es que no tenemos que desgastarnos en seguir ningún otro guión, viviendo así mucho más relajados, y sin cargas extras.

Si aquello que mostramos a los demás es auténtico, sin mentiras, nuestra vida será transparente y nos aportará seguridad, que tiene bastante más sentido, que inventarse algo irreal y mantenerlo vivo. Llenemos nuestras vivencias de la alegría que ofrece la naturalidad de la misma existencia en su propia esencia.

Anuncios

18 thoughts on “Los actos nos definen

  1. Ser veraz y transparente dota a la vida de una sencillez y vivacidad, de una riqueza, una plenitud desconocida mientras vives atrapado en una vida incoherente, cuando atiendes a necesidades ajenas a las personales. El camino no es fácil, pero tal vez el primer paso es observar con dulce desapego nuestros erráticos intentos al principio. Después brota una extraña comprensión hacia otras incoherencias y vas navegando cada vez más fácilmente, con tu brújula interior, hacia esa transparencia, hacia alguna verdad y en una curiosa felicidad que es el resultado de ver el mundo como ES.

    Le gusta a 2 personas

  2. Desde niña , me ha gustado la realidad y la verdad. Que impresión de alivio encontrarme entre gente libre , inteligente y confiada , y poder expresar mis pensamientos …
    Pero , creciendo , me di cuenta de que no siempre conviene declarar nuestros sentimientos , porque , no siempre , vienen interpretados en manera correcta y a veces nos ponen en peligro….
    Así que la sinceridad para quienes la merecen , si no , reserva y silencio …..
    Mi limitado castellano me impide expresarme mejor…perdóname!

    Le gusta a 1 persona

  3. Tocas un tema bastante polémico, ¡Me agrada! ¿Qué es lo que nos define? Puedo concebir un poco de decepción sobre las personales en tu respuesta e incluso unas gotas de ira hacia el mundo que parece ser un engaño por lo que presiento te hizo concentrar la energía en justamente aquello que te molestó de algo/alguien y sus respectivos actos pero para mí, las personas somos más complicadas de lo que nos gustaría – “¿Por qué complicarnos cuando todo puede ser tan simple?” Es una frase muy célebre, por ejemplo. – Entonces no concuerdo con que solo los actos nos definan. Cada acto está tan lleno de complicidad que seria injusto juzgarlo por el final (en otra metáfora, la pasta de un libro) , pues seamos transparentes, no hay un solo acto “puro” en donde tenga congruencia la mente (los pensamientos), el corazón (los sentimientos) y el cuerpo (los actos). Si fuese así, probablemente no nos llamaríamos a nosotros mismo humanos y estaríamos rozando la perfección y pureza. ¿O tal vez no estabas respondido a una pregunta que sólo yo imaginé y nada más estabas relatando tus anhelos? Porque es completamente válido. Con cariño (por el simple hecho de que somos humanos) y respeto.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s