La despedida

Cuanto tiempo perdemos en expresar lo que ya está dicho,
sin tener en cuenta que la emoción dirige nuestro camino,
ya no hay sombras que gobiernen nuestro ardiente corazón,
atrás se ha quedado todo aquello que sólo era una ilusión.
Tus rasgos se pierden, se evapora el tiempo, y acalla la vida,
pero no hay nostalgia, sino entrega sincera y mucha alegría,
el viento empuja los sueños rotos que ya no tienen sentido,
sólo queda la esencia, el poso de tu pureza, y puro amor.
Te has ido sin más, y tu último regalo ha sido una gran paz,
que llena mi corazón de fuerza, coraje y esperanza renacida,
ya no hay cadenas entre nosotras, sólo pureza y sutil levedad,
pero ahora comienza todo, siempre nos queda la eternidad.

Para tí, mamá, con todo mi amor.

Anuncio publicitario

16 comentarios sobre “La despedida

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s