La Inseguridad

La vida es un constante riesgo, aunque no lo queramos ver así, nos creemos seguros dentro de nuestra realidad, creada por nosotros mismos a nuestro gusto y manera.

Pero la seguridad, tal y como la mayoría la entendemos, no existe, porque este paso por la Tierra es una continua aventura, en la que nos hemos embarcado, sin saber qué va a pasar en el minuto siguiente.

¿Por qué me da tanto miedo la sensación de inseguridad?, quizás, intento controlar tanto cualquier situación, para confirmar que realmente todo se va a desarrollar según lo previsto, pero casi siempre ocurre algo que cambia el panorama de forma espontánea y me tengo que adaptar a los nuevos acontecimientos, sin remedio, aunque no me guste.

Veo claro que tengo que hacer algo al respecto, hacer los cambios oportunos para no sufrir tanto. Porque cada vez que las cosas se me descontrolan me siento perdida y desolada, sin rumbo.

Puede ser que hasta este momento haya creído que el camino está hecho y marcado, pero ahora veo que hay una parte activa en la que yo tengo que participar, ¡si quiero, claro!. Aunque puedo elegir no hacerlo, y seguir como antes.

Siempre he pensado que tendría que hacer grandes cosas para sentirme más importante, pero creo que estaba equivocada. Es en las cosas pequeñas donde hay que echarle un pulso a la vida, y donde demostramos nuestro verdadero valor. Con sencillez y humildad.

Estoy aprendiendo a ver mi vida de otra manera: Como un velero precioso, en medio del mar inmenso, moviéndose con el viento unas veces, y meciéndose otras, al ritmo de las olas. Tomo un rumbo, sí, pero éste puede cambiar, dependiendo de las circunstancias ambientales, difíciles de controlar.

Mi propósito es llegar a tierra, y lo más probable es que llegue, en tiempo y forma. Pero, ¿quién sabe?, todo puede pasar. Incluso quizás acabe en alguna isla solitaria que me acoja, o simplemente llegue a un puerto distinto al programado, y donde también podré ser feliz…

Nunca sabemos qué es lo mejor para nosotros, en cualquier ámbito de nuestra existencia. A veces toca organizar y planificar, y otras dejarnos llevar y disfrutar. Unas, sembrar y sembrar y otras simplemente recoger. Pero sea como sea, ni es mejor ni peor, todo forma parte de la máxima perfección de la existencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s